Ir al contenido principal

La Navidad

La Navidad, un tiempo no tan fácil como parece. Vaya comienzo de entrada... Pero sí, es así.

Cada persona vivimos la Navidad de forma diferente, independientemente del significado más especial que tiene, el Nacimiento de Nuestro Señor. Para cada ser debido a nuestras experiencias, y a nuestra esencia en sí, tiene un sabor diferente. Para muchos la Navidad es dulce como el turrón y los polvorones porque lo asocian con ello, para otros es amarga porque echan de menos a personas que ya no están. Para algunos es burbujeante porque recuerdan a aquella persona que conocieron una vez o la ilusión de los regalos de Reyes... Hay personas que la recuerdan salada por las cenas con familias y amigos llenas de alegría, y así podría seguir describiendo sabores y escenas...

La Navidad es paz, es amor, es recuerdo, es pasar tiempo con los seres queridos, conocer a gente nueva y recordar a la que ya no está. La Navidad es dar gracias y perdonar, es ayudar y pedir, es consolar y reír...

La Navidad es aquella epoca del año en la que más añoramos el pasado, pero a su vez, en la que más miramos al futuro. Evaluamos el año que termina y soñamos con el que comienza con una pequeña dosis de incertidumbre... pero qué sería de la vida sin esa chispa de la duda que nos hace estar despiertos y al acecho.  En definitiva la Navidad es la llama que se enciende, que nos ilumina, para recordarnos que estamos vivos, que no estaremos para siempre, pero que el tiempo que estemos debemos ser felices y hacer felices a los demás. 

¡Os deseo una Feliz Navidad y un Próspero 2020!


P.D. Os dejo mi villancico favorito




"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes." (John Lennon)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexiones desde el confinamiento

Hola a todos, tenía ganas de volver a escribir, pero necesitaba tiempo para meditar mis palabras.Estos días de soledad apartado físicamente, que no virtualmente, de mis seres queridos: novia, madre, familia y amigos, me ha servido para reflexionar sobre un viaje mental que comenzó hace casi 1 año. Este año algo en mi ha cambiado mi forma de pensar, bueno, lo más adecuado sería decir: “matizar mis pensamientos”. Esto es así porque estos pensamientos estaban ya dentro de mi hace tiempo, pero me costaba sacarlos o admitirlos. Yo creo que en el fondo tenía miedo de aceptar que estaba cambiando, aceptar que en algunos aspectos estaba equivocado o por lo menos no del todo acertado.Cuando era más joven yo siempre decía: “soy católico y de derechas” y con ello trataba de definirme como si quisiera encajar en algo. Con los años me di cuenta de que quizás no era de esa derecha tan antigua y me empecé a definir como liberal (o mejor dicho neo-liberal). Esta última clasificación tiene su origen e…