Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2018

2021: Mi Redención

Por fin el 2020 se acaba... Mucho nos queda por superar y mucho esfuerzo pendiente.  Para mí, este año ha sido más duro de lo esperado. La pérdida de mi padre ha sido desoladora y cuando parecía que había luz en mi vida la oscuridad volvió con una ruptura. Pero gracias a mi madre, mi familia y a algunos de mis amigos estoy superando esto.  Estas experiencias te hacen saber quién está y quién no, porque amigos para tomarse una copa hay muchos, pero amigos que te cuiden muy pocos. Esto hace que el 2021 sea para mi un año con un cariz especial y es que me centraré en aquellas personas que realmente me han demostrado estar ahí en los momentos más duros de mi vida.   Feliz día.

Una historia, un barco de papel y algo más

Érase una vez una joven campesina en unas tierras al norte de Europa, su nombre era Gladys. Gladys era risueña y gentil, llena de sueños y aventuras, y en búsqueda constante de su príncipe soñado. Esa búsqueda incesante le llevaba a tener siempre una ristra de pretendientes incansables, de los que destacaban: el hijo de un predicador, un negociador, y el capitán de un barco. Pero esta historia nos centraremos en el último. El capitán, "Capi" para los amigos, procedía del norte de un país rodeado en una gran parte por agua. Vivía en la torre de una ciudad al norte. Dicha fortaleza se caracterizaba por tener una Virgen morena y dar servicio a una orden caballeresca. Un día, en una feria de un pueblo costero vecino, Gladys vio a lo lejos acercarse un barco blanco, y en la proa, con mirada firme al horizonte, un gentil caballero se encontraba. Su armadura brillaba con fulgor, y menos mal, porque nuestro protagonista no contaba con gran estatura (y lucía calzas rosas, ejem..