Ir al contenido principal

Una historia, un barco de papel y algo más

Érase una vez una joven campesina en unas tierras al norte de Europa, su nombre era Gladys.

Gladys era risueña y gentil, llena de sueños y aventuras, y en búsqueda constante de su príncipe soñado. Esa búsqueda incesante le llevaba a tener siempre una ristra de pretendientes incansables, de los que destacaban: el hijo de un predicador, un negociador, y el capitán de un barco. Pero esta historia nos centraremos en el último.

El capitán, "Capi" para los amigos, procedía del norte de un país rodeado en una gran parte por agua. Vivía en la torre de una ciudad al norte. Dicha fortaleza se caracterizaba por tener una Virgen morena y dar servicio a una orden caballeresca.

Un día, en una feria de un pueblo costero vecino, Gladys vio a lo lejos acercarse un barco blanco, y en la proa, con mirada firme al horizonte, un gentil caballero se encontraba. Su armadura brillaba con fulgor, y menos mal, porque nuestro protagonista no contaba con gran estatura (y lucía calzas rosas, ejem...) En ese momento Gladys quedó hipnotizada por semejante imagen, notó que su sangre se calentaba, sus mejillas se sonrosaban cual flor silvestre de primavera, sus poros exhalaban ambrosía, en fin, que se puso como Camacho con el gol de Iniesta... Capi llegó a tierra y acercándose a la doncella, con voz aguda (como Steve Urkel), exclamó: "oh, ¿quién es esta doncella morena y garbosa que tiene el cutis más fino que las hojitas de rosa?" (homenaje a Sufre Mamón). En ese momento se cogieron de la mano y surgió el amor. Capi, le acompañó a su barco y le propuso ir en busca del tesoro de Al-Hakim-Castrobuf, un enclave recóndito en el norte de África. El barco era de un material más parecido al papel que a una madera noble...

Pasaron semanas hasta que llegaron a su destino,  pero mientras tanto se fueron conociendo, eso sí "muy poco a poco"... es lo que tienen los amores de hace 500 años... Una vez en Africa, se adentraron en el desierto y Capi abrasado por el calor se deshizo de su armadura, luciendo algo parecido a unas enaguas. Gladys ruborizada, pero también acalorada, eliminó parte de su ropa, pero su pudor hizo que debajo llevara un hábito típico de casta doncella. Capi, sorprendido por tal exceso de ropaje, comentó: "Gladys de mi vida y corazón, ¿nuca has probado algo más arrebatador?".

Continuaron la aventura hasta que el cofre del tesoro encontraron. Con gran emoción ambos lentamente se iban acercando. Pero había un candado que solo se podía abrir con una llave maestra de un sólo uso. Resultaba que Gladys tenía una de esas... pero era la que estaba dispuesta a entregarle a Capi, era la llave de su corazón. En ese momento, Capi tenía dos opciones: o abría el cofre, o conquistaba definitivamente el corazón de Gladys. Pero la pasión por la aventura que sentía Capi fue superior a su amor por Gladys y abrió el cofre...

Emoción, tensión, dudas,... ¿qué habría en el cofre?...

UN BIKINI!!! Un bikini de saldo cual mercadillo dominguero de barrio. Capi había perdido el amor de su vida por una pretensión egoísta y mezquina...

Pero la historia no terminó mal del todo, al menos para Gladys quien se fue con sus amigos y con cariño le recibieron.

Mientras tanto, Capi se subió a su barco y como era de papel, el agua, la sal del mar y esas cosas hicieron su trabajo. Él y su bikini a la deriva se quedaron...

FIN












"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes." (John Lennon)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexiones desde el confinamiento

Hola a todos, tenía ganas de volver a escribir, pero necesitaba tiempo para meditar mis palabras. Estos días de soledad apartado físicamente, que no virtualmente, de mis seres queridos: novia, madre, familia y amigos, me ha servido para reflexionar sobre un viaje mental que comenzó hace casi 1 año. Este año algo en mi ha cambiado mi forma de pensar, bueno, lo más adecuado sería decir: “matizar mis pensamientos”. Esto es así porque estos pensamientos estaban ya dentro de mi hace tiempo, pero me costaba sacarlos o admitirlos. Yo creo que en el fondo tenía miedo de aceptar que estaba cambiando, aceptar que en algunos aspectos estaba equivocado o por lo menos no del todo acertado. Cuando era más joven yo siempre decía: “soy católico y de derechas” y con ello trataba de definirme como si quisiera encajar en algo. Con los años me di cuenta de que quizás no era de esa derecha tan antigua y me empecé a definir como liberal (o mejor dicho neo-liberal). Esta última clasificación tiene su ori

La Navidad

La Navidad, un tiempo no tan fácil como parece. Vaya comienzo de entrada... Pero sí, es así. Cada persona vivimos la Navidad de forma diferente, independientemente del significado más especial que tiene, el Nacimiento de Nuestro Señor. Para cada ser debido a nuestras experiencias, y a nuestra esencia en sí, tiene un sabor diferente. Para muchos la Navidad es dulce como el turrón y los polvorones porque lo asocian con ello, para otros es amarga porque echan de menos a personas que ya no están. Para algunos es burbujeante porque recuerdan a aquella persona que conocieron una vez o la ilusión de los regalos de Reyes... Hay personas que la recuerdan salada por las cenas con familias y amigos llenas de alegría, y así podría seguir describiendo sabores y escenas... La Navidad es paz, es amor, es recuerdo, es pasar tiempo con los seres queridos, conocer a gente nueva y recordar a la que ya no está. La Navidad es dar gracias y perdonar, es ayudar y pedir, es consolar y reír... La Navidad

La planta de señoras de El Corte Inglés (Oliver y Benji Remake)

(Musica: https://www.youtube.com/watch?v=Hy3R7Dm3M8c)  Oa oa oa o Oa oa oa o Oa oa oa oa oooo   Allá van con las bolsa en las manos y ninguno las podrá detener el centro vibra con la emoción de ver gastar un pastón, un pastón Solamente viven para comprar, el regalo de Navidad y no hay nada mejor para El Corte Inglés Vaya compra, nos vamos a pegar, la tarjeta, va a temblar,  el sueldo, no me va a llegar, tendré que mendigar .... (dejad volar vuestra imaginación...) Nos encontramos en el edificio principal El Corte Inglés de Castellana (Nuevos Ministerios, Madrid). Subo a la primera planta con un único objetivo, comprar el regalo de mi madre de Navidad.  Todo el año entrenando para este momento: Ikea, Zara, la Calle Serrano,... Horas de enfrentamiento con otras señoras, sus maridos, hijos,... pero hasta aquí hemos llegado, el momento de la verdad, encontrar el jersey gris de la marca Escorpión... Una marca que ni conocía, pero en fin...