Ir al contenido principal

Chispita (Hasta siempre mi "Bolita de Nieve")

Llegaste como un soplo de luz a mi vida, tus ojos tintineantes y brillantes siempre alegres y reconfortantes hasta el final, tu nombre hacía gala de ello, pues resplandecían vida, alegría e ilusión.  Cuando te conocí con solo 3 mesecitos, yo era un joven que no entendía prácticamente nada de lo que me llegarías a aportar, qué equivocado estaba y cómo me cambiaste. Me enseñaste lo que era la fidelidad, el amor a la naturaleza, me diste una alegría infinita... tus juegos, tu cariño, tu mimo...  Has sido, eres y serás la mejor perrita que se pueda imaginar, tan buena, tan linda. Ahora has volado a un lugar mejor. Siempre que vea dos estrellas brillar recordaré tus ojitos mirándome y diciéndome: "quiéreme porque yo te quiero".  Te he querido, quiero y querré con locura. A veces pienso que me has dado tanto..., cual quier día malo lo hacías bueno con esa alegría desbordante. Hay personas que piensan que los animales no tienen sentimientos, pero si te hubieran conocido se darían cu

Carta a mi Yayo

Hoy hace 24 años que nació un nuevo ángel. Mi yayo me abandonó de manera física... pero su esencia siempre estará conmigo. Él está en cada momento importante de mi vida, en cada canción que hago, en cada ilusión que vivo...

Tenía 10 años cuando falleciste y por primera vez supe lo que era el dolor, aunque anteriormente ya había perdido a mi tío Juan al que también quería mucho (pero eso es otra historia).

Yayo, eras (eres y serás) mi mejor amigo, mi confidente, mi consejero. Tus aventuras de juventud se hicieron mías mediante historias, tus sentimientos se hicieron míos en tu experiencia, tu amor a Nuestro Señor me lo transmitiste en tus mimos, la entrega por el amor de tu vida me lo enseñaste junto a mi Yaya, pero sobre todo me diste el mayor cariño que un abuelo podía entregar a su nieto, pues tu tiempo fue mío durante 10 años y medio.

¿Recuerdas cuando íbamos a ver lagartijas? Yo las querías cazar... pero tú no me dejabas,  ni me dejabas pisar hormiguitas... Me enseñaste a amar la naturaleza por que eran una creación de Dios. ¿Y los experimentos de química? Gracias por hacerme curioso porque sino no me hubiera dedicado a lo que hago. ¿Y los momentos sobre tus rodillas y el órgano? Me hiciste amar la música y el arte. Muchos más recuerdos: el amor al fútbol, las espontáneas ocurrencias, el tumbarme en tus rodillas, tu queso con vino, tus consejos sobre chicas,...

Tengo tantos recuerdos, sólo fueron 10 años y medio, pero no cambiaría ni un segundo del tiempo que pasé contigo. Te echo de menos y siempre pensaba que con los años pasaría... pero no, cada vez te echo más de menos. Me hubiera gustado que me vieras Confirmarme, terminar la carrera, mi primer trabajo,... te necesito tanto y mamá también. 

Nadie jamás podrá alcanzar tu infinita bondad, eras caballero entre caballeros, el mejor español, galán como los que ya no hay... Tantas cosas te quedaste sin enseñarme. Sólo le pido a Dios ser la cuarta parte de lo que fuiste, con eso me conformo. 

Por último me gustaría decirte, que siempre te estaré agradecido porque gracias a ti tengo a la mejor madre del mundo, pues junto con mi Yaya, le enseñaste muy bien. Y sí Yayo, orgullosamente te puedo decir que ella te ha superado.

Te quiero y siempre te querré,

Tu número One.






"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes." (John Lennon)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Chispita (Hasta siempre mi "Bolita de Nieve")

Llegaste como un soplo de luz a mi vida, tus ojos tintineantes y brillantes siempre alegres y reconfortantes hasta el final, tu nombre hacía gala de ello, pues resplandecían vida, alegría e ilusión.  Cuando te conocí con solo 3 mesecitos, yo era un joven que no entendía prácticamente nada de lo que me llegarías a aportar, qué equivocado estaba y cómo me cambiaste. Me enseñaste lo que era la fidelidad, el amor a la naturaleza, me diste una alegría infinita... tus juegos, tu cariño, tu mimo...  Has sido, eres y serás la mejor perrita que se pueda imaginar, tan buena, tan linda. Ahora has volado a un lugar mejor. Siempre que vea dos estrellas brillar recordaré tus ojitos mirándome y diciéndome: "quiéreme porque yo te quiero".  Te he querido, quiero y querré con locura. A veces pienso que me has dado tanto..., cual quier día malo lo hacías bueno con esa alegría desbordante. Hay personas que piensan que los animales no tienen sentimientos, pero si te hubieran conocido se darían cu

Ahora que estoy peor

Quizás no fue uno de sus hits... pero esta canción es Enrique Urquijo en estado puro... Vengo a refugiarme a tu habitación,  la noche es muy fría busco tu calor  No escondas la mirada, no vengo a pedir nada.  A nadie le importa si te quiero o no,  si siento alegría o siento dolor,  o si no siento nada o  necesito oír tu voz ahora que estoy peor.  Ya sé que de nada me sirve llorar,  tú no te preocupes que no lo verás,  me quemo para dentro y puedo estar riendo o no,  pero algo va mejor. "La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes." (John Lennon)

La planta de señoras de El Corte Inglés (Oliver y Benji Remake)

(Musica: https://www.youtube.com/watch?v=Hy3R7Dm3M8c)  Oa oa oa o Oa oa oa o Oa oa oa oa oooo   Allá van con las bolsa en las manos y ninguno las podrá detener el centro vibra con la emoción de ver gastar un pastón, un pastón Solamente viven para comprar, el regalo de Navidad y no hay nada mejor para El Corte Inglés Vaya compra, nos vamos a pegar, la tarjeta, va a temblar,  el sueldo, no me va a llegar, tendré que mendigar .... (dejad volar vuestra imaginación...) Nos encontramos en el edificio principal El Corte Inglés de Castellana (Nuevos Ministerios, Madrid). Subo a la primera planta con un único objetivo, comprar el regalo de mi madre de Navidad.  Todo el año entrenando para este momento: Ikea, Zara, la Calle Serrano,... Horas de enfrentamiento con otras señoras, sus maridos, hijos,... pero hasta aquí hemos llegado, el momento de la verdad, encontrar el jersey gris de la marca Escorpión... Una marca que ni conocía, pero en fin...