Ir al contenido principal

Más allá de los sobrinos

Hola, hoy os quiero hablar de los sobrinos, pero no de los naturales, sino de los que te eligen. Me explico.

Todos tenemos sobrinos o sobrinos segundos (hijos de primos hermanos), a los que queremos con locura como es mi caso. Pero existen otros sobrinos que tienen la particularidad de elegirte ellos y no ser por pura biología. Estos sobrinos son los hijos de los amigos, los buenos y grandes amigos... esos que llevan toda una vida contigo o los que has conocido en los últimos años pero han dejado huella.
A esos amigos que no puedes imaginar tu vida sin  ellos porque te demuestran su cariño en los pequeños detalles, esos que has visto casarse y formar una familia, a esos que han sido padres y te han dejado sostener a sus hijos, esos niños que han pronunciado tu nombre con el adjetivo tío... Qué maravilla que te cojan de la mano, te intenten quitar las gafas, te abracen... Son el mejor entrenamiento para la paternidad pues te muestran la ternura de una forma maravillosa y fantástica.

Estoy agradecido por cada momento que paso con ellos y en especial a sus padres por dejarme ser parte de sus vidas.

Un abrazo!

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes." (John Lennon)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexiones desde el confinamiento

Hola a todos, tenía ganas de volver a escribir, pero necesitaba tiempo para meditar mis palabras.Estos días de soledad apartado físicamente, que no virtualmente, de mis seres queridos: novia, madre, familia y amigos, me ha servido para reflexionar sobre un viaje mental que comenzó hace casi 1 año. Este año algo en mi ha cambiado mi forma de pensar, bueno, lo más adecuado sería decir: “matizar mis pensamientos”. Esto es así porque estos pensamientos estaban ya dentro de mi hace tiempo, pero me costaba sacarlos o admitirlos. Yo creo que en el fondo tenía miedo de aceptar que estaba cambiando, aceptar que en algunos aspectos estaba equivocado o por lo menos no del todo acertado.Cuando era más joven yo siempre decía: “soy católico y de derechas” y con ello trataba de definirme como si quisiera encajar en algo. Con los años me di cuenta de que quizás no era de esa derecha tan antigua y me empecé a definir como liberal (o mejor dicho neo-liberal). Esta última clasificación tiene su origen e…